Todo eso suena fatal ¿No os parece? y además tiene eco

¿Cómo mostrar al mundo entero que hay OTRA forma de expresarnos y no es precisamente la que hemos aprendido, heredado, adquirido, creído….?

Una crítica, un juicio o una comparación siempre nos suena fatal y lo peor es que tiene eco. Nos molesta, pero lo tenemos tan metido que cuesta darnos cuenta que es un lenguaje tóxico que nos violenta y con el que violentamos al otro.

Al hablar use palabras de cariño y respeto, pues usted está delante de otro ser humano - Toques ZEN

Al hablar use palabras de cariño y respeto, pues usted está delante de otro ser humano – Toques ZEN

Os dejo un pasaje extraído de “El libro del niño” de Osho como reflexión y toma de conciencia

… No juzgemos la persona, sino al ACTO.Por ejemplo, alguien es un ladrón: puedes juzgar que robar no está bien. Pero no juzgues a la persona, porque la persona es un vasto fenómeno y el acto es algo pequeño. El acto es una pequeña pieza… esa pequeña pieza no debe convertirse en un juicio acerca de toda la persona. Un ladrón podría tener grandes virtudes; podría ser honesto, podría ser sincero, podría ser una persona muy amorosa.*

Pero la mayor parte de las veces lo que sucede es justo lo contrario: la gente empieza a juzgar a la persona en vez de juzgar la acción. Se deben corregir las acciones, y especialmente en profesiones como la enseñanza: no se puede dejar que los estudiantes se sigan equivocando. Eso sería muy cruel, falto de compasión.

Pero no los corrijas de acuerdo a la tradición, a la convención, de acuerdo a la supuesta moralidad, de acuerdo a tus prejuicios. Siempre que corrijas a alguien, sé muy meditativo, sé muy silencioso; mira todo el asunto desde todas las perspectivas. Tal vez están haciendo lo correcto, y tu recelo no sea justificado.

Cuando digo: “No juzgues” quiero decir que ninguna acción te da derecho de condenar a una persona. Si la acción NO es correcta, ayuda a la persona, averigua porqué la acción no es correcta, pero no se trata de juzgar. No le arrebates la dignidad a la persona, no la humilles, no le hagas sentirse culpable; a eso me refiero cuando digo “no juzgues”.

Y en lo que se refiere a corregir hazlo sin prejuicios. Silenciosamente en tu conciencia, si ves que algo está mal y que destruirá la inteligencia de la persona, que le llevará por caminos equivocados en su vida, AYÚDALA.

y ¡No te lo tomes en serio! No pienses que eres el profesor y que estás en un trabajo muy serio. Mira la vida con ojos juguetones…, No hay nada que juzgar; todo el mundo lo está haciendo lo mejor que puede. Si sientes que alguien te está molestando, es tu problema, no el suyo. Primero corrígete a tí mismo.

*Fuente: El libro del niño de Osho